martes, 9 de abril de 2013

Mundo Helenístico. Comercio y mercados



El mercado de la pesca estaba muy bien organizado en el Mundo Helenístico, pues el pan, la pesca, el aceite y el vino eran la dieta alimenticia de todo el mundo, tanto de ricos como de pobres.

Se realizaba un alto consumo de pescado salado, selecto y seco, viviendo los pobres, sobretodo, a base de pescado salado y seco. Todos los ríos más destacables de la zona (Mesopotamia, Éufrates y Tigris), abundaban en pesca, por lo que el pescado marino (salado) tenía un papel secundario.

La exportación de la pesca al mundo griego en época clásica y helenística dependía, en gran medida, de las numerosas pesquerías del Ponto Euxino, del Mar de Mármara y de grandes ríos como Kuban, Dniéper, Don, Bug, Danubio y Dniéster.

Durante el Helenismo se mejoró la industria pesquera, principalmente en lo referente a la preparación del pescado para venderlo en el mercado, y a su conservación. La red de exportación del pescado requería planificación y capital, el cual procedía de las ciudades griegas o de los particulares, o de asociaciones de pescadores. Había tiendas y mercados, que se dedicaban exclusivamente a la venta de pescado, aunque en épocas de hambre se debía importar pescado del exterior (como de Rusia, o del Mar de Azov).

Finalmente, las relaciones entre pescadores y el Estado, en tiempos de los Ptolomeos (miembros de la dinastía ptolemaica. Reyes), seguían los mismos procedimientos que la industria del lino: se pagaba el 30% o el 40% del producto de la venta y los pescadores podían trabajar por cuenta propia como contratantes estatales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada